Desinfectante natural

Los desinfectantes naturales más habituales son el limón, el vinagre o el bicarbonato, vamos a hablar de ellos y muchos más en ésta sección

Los 5 desinfectantes de orígen natural más populares.

El vinagre de mazana combinado con el agua oxigenada es un desinfectante natural efectivo. Su uso está pensado para superfícies grasas como las que podemos encontrar en nuestras cocinas.

Las proporciones son 1 de vinagre por 5 cucharaditas de agua oxigenada.

En segundo lugar tenemos otra combinación que contiene agua oxigenada que es mezclada con aceite del árbol de té.

Éste método es util para hacer la limpieza de los baños.

Las proporciones en este caso son medio litro de agua, 125 ml de agua oxigenada y el zumo de medio limón.

Hablemos ahora del limón mezclado con vinagre blanco. Podemos afirmar que contiene un alto poder desengrasante lo que lo hace otra buena opción para la cocina.

Una solución que personalmente me encanta es la de árbol del té y lavanda. Produce muy buen olor y desinfecta. Pensado para habitaciones donde hay muebles, cajones armarios y demás.

Por último pero no menos importante la aromática agua de romero, perfecta para la limpieza de prendas íntimas, toallas o alfombras.

Para éste procedimiento deberemos hervir el romero con agua durante varios minutos. Cuando se enfrie podemos rellenar un barreño y alli meter nuestras prendas. Después de eso deberán ser lavados a mano o en la lavadora.